Abr 01

11 a 1: El fútbol cubano pierde con marcador de pelota

Preolimpico CONCACAF 201211 a 1 exactamente como el nombre de este artículo fue la relación de goles anotados y permitidos por la Selección Cubana de Fútbol que participó en el grupo A del torneo preolímpico de fútbol celebrado en Nasville, Estados Unidos. El torneo podía representar el regreso de un equipo Cuba  a las citas olímpicas tras treinta y dos años de ausencia. Bueno, tal vez deba corregir algo, y es que en este caso el orden de los factores si altera el producto: no fueron los goles anotados y permitidos; fueron los permitidos y anotados.

Efectivamente la escuadra (si se le puede llamar así) cubana fue vapuleada por todos con la excepción de Canadá al que lograron arrancarle un empate in extremis. El equipo cubano en el que participaron nueve futbolistas que conformaron el equipo panamericano, el mismo que si bien en Guadalajara fue eliminado en la primera fase dejó una buena impresión, porque sufrió dos derrotas por la mínima frente a rivales muy superiores, como Argentina y Costa Rica. Además, igualó sin goles contra Brasil.

Muchos de los amantes del más universal de los deportes en la isla dentro de los que me incluyo pensamos que al fin aparecía un equipo cubano con cierta calidad pero nuevamente los resultados nos regresaron a la realidad.

En honor a la verdad, el conjunto cubano tenía muy difícil alcanzar uno de los dos boletos que se encontraban en disputa, pero de eso a convertirse en el equipo de práctica de tiro a puerta de sus rivales existe un buen trecho.  No soy especialista en fútbol pero no creo que se necesario para darse cuenta que esa fue la mera función del conjunto antillano en los dos primeros encuentros.

Frente al conjunto de Estados Unidos algunos blog sobre el tema han definido lo sucedido como una no presentación del conjunto cubano, y es que se puede perder pero no antes de empezar a jugar. A los 17 minutos de juego Dairo Macías recibió la tarjeta roja por propinarle un codazo a un rival y ahí mismo comenzó la fiesta de goles. En seis oportunidades Cooper el guardameta cubano debió recoger los balones en el fondo de sus redes y si no fueron más fue gracias a la actuación del propio portero cubano y a que el conjunto norteamericano al parecer entendió que su rival (¿rival?) no jugaría y se dedicaron a practicar los pases y a cada rato goles.

Cuba no solo se mostró como un equipo débil, sin ambición, sino también como uno muy mal trabajado, sin disciplina y con una falta total de los principios básicos del fútbol: recepción y pase. Prueba de ello es un único disparo de Cuba en toda la primera mitad del partido cuando Cordovés a puro corazón logró, tras robar un balón, enfrentar a dos defensas y rematar a puerta.

El sueño de los boletos finalizó desde este primer encuentro pero el festival de goles no. Tan solo dos días después el conjunto de El Salvador puso en evidencia nuevas dificultades en el conjunto cubano que si bien luchó, presionó, hizo por el balón y por espacio de aproximadamente 20 minutos controló el ritmo del partido no faltó la poca mentalidad ofensiva y su pésima selección del hombre a pasar el balón y la mala calidad en los pases.

El portero Salvadoreño bien pudo salir a hacer turismo durante el partido pues solo tuvo que hacer alguna intervención interesante en los minutos finales del partido. La jugada más interesante del 11 cubano fue en el minuto 78 cuando el balón le llegó a Dayron Blanco que había subido por la derecha, pero este tras reaccionar el balón intentó burlar al portero, pero este le sacó muy bien el balón con los pies. Los 4 goles salvadoreños decretaron el regreso de la selección cubana la que ya al parecer le está cogiendo el gusto a ser la primera en hacer las maletas.

Maykel Reyes, autor del único gol cubano

Maykel Reyes, autor del único gol cubano

Antes del retorno a casa el 11 antillano disputo un partido de puro tramite ante la selección de Canadá la que solo necesitaba un empate para clasificar. Un partido del que además del gol canadiense, dos espectaculares atajadas de Odisnel Cooper y el gol en tiempo de descuento de Maykel Reyes no hay nada más que decir.

De está lamentable participación del conjunto cubano solo pude llegar a la conclusión de que ya jugar en contra nuestra es tener casi segura la victoria cuando no la goleada. Es una lástima no haber nacido unos cuantos años antes para haber presenciado la participación de Cuba en la Copa Mundial de Fútbol de 1938 pues estoy convencido que ni aunque viva 120 años podré disfrutar de otra a menos que como antaño varias selecciones decidan no participar y seamos nuevamente invitados lo que dudo mucho.

Sin lugar a dudas la distancia futbolística con los contrarios del área centroamericana y caribeña se ha multiplicado. Los especialistas coinciden en que los problemas en el fútbol cubano han sido claramente identificadas; sin embargo, las deficiencias siguen allí.  Las cualidades físicas de los futbolistas nacionales son reconocidas por muchos pero también sus errores técnicos los que difícilmente puedan superarse en un campeonato nacional con dudosa calidad, calendario irregular y en terrenos de poca calidad. Es indudable que los jugadores cubanos necesitan ampliar la cantidad y calidad de partidos que celebran en el año. Esto se lograría si pudieran insertarse en torneos más exigentes; aunque nadie espere avances inmediatos.

Creo que más apremiante que dedicar espacios a debatir si el fútbol reemplazará al béisbol en la preferencia de los cubanos es lograr aumentar la calidad de ambos  deportes que realmente dejan mucho que desear.

Marichal

1 comentario

  1. Debe ser difícil opinar sobre futbol en un país donde no hay una idiosincrasia futbolera. Yo soy Uruguayo, y acá en cada espacio verde corre una pelota y detrás varias, piernitas flacas llenas de sueños, con una identidad futbolera, con ídolos propios de nuestra tierra, con historia.
    Pero estos sueños los respaldan otras personas, que además de promocionar el deporte los empiezan a pulir desde los 5 años en campeonatos infantiles de 1 año donde son muy competitivos, donde todos tenemos la posibilidad de probar nuestras habilidades.(sin olvidar que es un negocio muy rentable la venta de buenos jugadores, y demás entramados negocios) Y los que quedamos en el camino ya adquirimos esta pasión que la vamos a trasmitir por generaciones.
    No se olviden que somos menos de 3 millones de personas, y competimos de igual con potencias futbolísticas, demográficas y económicas. Vosotros deberían mirar a otros países, intercambiar experiencias y luego poner a extranjeros serios a entrenar el seleccionado.
    Me encantaría poder ver a un país Amigo como Cuba en un mundial peleando de igual a igual con otros países. Abrazo cordial desde Salto Uruguay.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE