«

»

Jul 23

Año de 1514.— Octubre 19, Valbuena

Fernando_II_de_Aragón_III_de_Nápoles_y_V_de_Castilla-214x300Desde hace varios meses me he dedicado a recopilar en Internet información digital sobre la Historia de Cuba, especialmente el período anterior a la Revolución Cubana, o sea, antes de 1959, en esta búsqueda interminable llegó a mi poder la Colección de Documentos Inéditos relativos al Descubrimiento, Conquista y Organización de las Antiguas Posesiones Españolas de Ultramar. Segunda Serie publicada por la Real Academia de la Historia. Tomo Núm. 6. III De La Isla de Cuba (Madrid: Estudio Tipográfico «Sucedores de Rivadeneyra», Impresores de la Real Caha. Paseo de San Vicente, 20. 1891), del cual les dejo un extracto (con su ortografía original) de la Real cédula enviada al Adelantado Diego Velázquez donde se hace mención de nuestra querida Trinidad y de su importancia para los nacientes asentamientos españolas en la Isla de Cuba:

(Año de 1514.— Octubre 19, Valbuena.)—Real cédula á Diego Velázquez encargándole haga nuevos pueblos, ennoblezca la villa de Trinidad y procure bastecer de pan y carne á Castilla del Oro, trate bien á los indios y devuelva á la Española los que de allí huyeron.—(Acad. déla Historia, colee. Muñoz, t. xc, fol. 137.)—Extracto.

Continuad como hasta aquí en la pacificación y conversion de los indios, pues muestran mejor disposición a la fe que los de la Española. Tengoos en servicio de haber cobrado el hombre y las dos mujeres que habia muchos dias estaban en poder de indios. Decid si ya es tiempo de embiar algunos frailes, pues aunque ese que tenéis con vos bautizando es tan buena persona, poco fruto hará solo. Tengoos en servicio los tres pueblos nuevos a mas de la villa de la Asuncion que habiades hecho: continuad en hacer otros cerca de las minas. Ennobleced mucho al de la Trinidad, tanto por sus excelentes minas cuanto por la proporción de proveer a Castilla del Oro, provincia que procurareis bastecer de pan y carnes con gran diligencia. Bien me parece para los principios el repartimiento hecho, y procurad, por descargo de nuestra conciencia, que se guarden ahí las ordenanzas generales para el buen tratamiento de los indios. Los caciques e indios que mataron a los que vinieron de Castilla del Oro, sean bien castigados: siendo tantos los encarnizados contra españoles quizá convendría tomarlos y enviarlos para servir en la Española. Escribo sobre ello al Almirante y oficiales, y proceded con el parecer dellos, atendiendo a que ninguna alteración se cause. Todavia trabajad como se vuelvan a la Española los indios que de alli huyeron a esa, pues no sirven y alborotan á los otros. Ved si perdonándolos en nuestro nombre se volverán de su voluntad. Se enviarán algunas cosas de las que pedís en vuestro memorial. Cuanto a la licencia de descobrir otras islas al norte de esa, por ahora curad solo de lo que hacéis. Y para que mejor vénganlas cosas desa isla, deberá guardarse la misma orden que en la Española, con cuyos oficiales consultareis cuanto haya de hacerse, y me escribiréis juntamente con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>