Terminan el puente sobre el río Toa: Guantánamo y Holguín se unen de nuevo

El puente sobre el río Toa, derribado por el azote del huracán Matthew al oriente de Cuba, en 2016, volvió a unir por carretera a las provincias de Holguín y de Guantánamo, al concluirse los trabajos de fundición de los últimos 75 metros de losa que restaban en ese vial.

Esta obra ingeniera, a un 97 por ciento de ejecución, constituye el primer objetivo próximo a terminarse como parte de la reconstrucción a que será sometido el vial entre las ciudades de Moa y de Baracoa.

Pavel Rodríguez Rodríguez, director del Centro Provincial de Vialidad en Holguín, en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias, expresó que la reparación de esa carretera beneficiará directamente a 26 asentamientos poblacionales con casi 90 mil habitantes.

El directivo aseveró que los trabajos incluyen el pavimento, los drenajes soterrados requeridos, los revestimientos de taludes y cunetas, además de la reparación de sus 25 puentes que hoy tienen limitaciones estructurales en el trazado de más de 67 kilómetros de la vía Moa-Baracoa.

Rodríguez explicó que esa carretera permite el uso de los puertos de Moa y Antilla como alternativas al de Santiago de Cuba, para la transportación de mercancías hacia Baracoa, evitando riesgos para la navegación marítima en operaciones con patanas a través del Paso de los Vientos, y de igual forma evita la circulación de rastras cargadas por el viaducto La Farola.

Por la envergadura de este proyecto de construcción, se decidió la instalación de una planta de asfalto con una capacidad de producción de 50 toneladas por hora y un molino de áridos para garantizar, entre ambos, la estabilidad en los trabajos del vial.

La ejecución del puente, a cargo de miembros de la Brigada Internacional Cívico Militar de Rescate y Asistencia Humanitaria Simón Bolívar, de Venezuela, cuenta a la vez con la participación de fuerzas y especialistas cubanos del ministerio de la Construcción, con mayor presencia de la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería, número 17, de la provincia de Holguín.

El mayor Germaín Veloz Camacaro, comandante de la misión internacional de ayuda humanitaria de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al frente de la obra, precisó a la ACN que el puente mide 225 metros de largo por 11 de ancho y 11,8 de máxima altura.

Veloz Camacaro comentó además que el nuevo viaducto está erigido a 4,5 metros más alto que su antecesor, con una tipología de construcción venezolana que combina las estructuras metálicas con el hormigón reforzado.

El puente, explicó, tendrá una distancia entre sus luces o pilas de 50 metros, el doble del que fuera destruido por el huracán, para evitar la formación de palizadas durante las crecidas del Toa, el rio más caudaloso de Cuba.

Actualmente se labora en la colocación de barandas y fundición de aceras, en el sistema de drenaje de aguas pluviales y comenzaron los trabajos de pavimentación en el estribo de Baracoa.

El puente sobre el río Toa, como parte del proyecto inversionista en la carretera más nororiental del país, facilitará el flujo de visitantes hacia la Ciudad Primada de Cuba, para potenciar el destino turístico Baracoa y el desarrollo del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 2001.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.