¿Un Consejo de Seguridad unido?

Aunque el tema lleva ya un par de días cocinándose, no es por eso menos interesante. El día 20 de diciembre (será recordado como una fecha histórica), buena parte de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU arremetieron contra el anuncio hecho por Israel de construir mil nuevas viviendas para sus colonos en Jerusalén Oriental y en Cisjordania. 

A pesar de la negativa de Estados Unidos de condenar a su gendarme en el Medio Oriente, 14 de los 15 miembros del Consejo condenaron la decisión. María Luiza Ribeiro, representante permanente de Brasil ante la ONU, quien también habló a nombre de la India e Sudáfrica, subrayó que las acciones de Israel son ilegales y una amenaza a la paz y exigió el fin inmediato de los asentamientos “no como una concesión, sino como una obligación hacia las resoluciones del Consejo de Seguridad y la ley internacional”. 

El embajador de Rusia criticó que por la oposición de un solo país “que no quiere oir hablar del tema” (Estados Unidos), el Consejo de Seguridad no puede emitir una declaración de condena a Israel. Asimismo calificó como histórica, la unanimidad de los participantes. 

El observador de Palestina ante Naciones Unidas, Riyad Mansur, ha dicho que “un poderoso miembro del Consejo de Seguridad está evitando que se trate el asunto de los asentamientos, así como otros problemas relacionados con el proceso de paz de Oriente Próximo”, en referencia de nuevo a Estados Unidos, añade Europa Press. 

El gobierno de Tel Aviv intentó desviar la atención mundial señalando que los países que lo critícan mejor se centraban en la situación de Siria e Irán, y el comunicado del Ministerio israelí de Exteriores expresó que: 

“interferir en los asuntos domésticos de Israel, incluidos aquellos que deben ser resueltos en el marco de conversaciones directas, no realza el estatus que debe ser garantizado”. 

Israel ha exhortado también a los países europeos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a ceñirse a la última iniciativa del Cuarteto para Oriente Medio (del que la UE forma parte junto con la ONU, EEUU y Rusia, que propone el regreso a la mesa de negociaciones) y apoyar la reanudación de las conversaciones entre israelíes y palestinos. 

“Los europeos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU deben adherirse al texto del plan del Cuarteto y abstenerse de hacer interpretaciones que contradicen tanto la letra como el espíritu original del texto”

Deja un comentario

Your email address will not be published.