Pasa el Barcelona. El Madrid cae con las botas puestas

Pepe recrimina a Teixeira

Cuando Teixeira pitó el final, los blancos le recriminaron que no hubiera dejado sacar la última falta. Pepe le aplaudió (mientras era apuntado por un láser) y luego detuvo a Higuaín cuando salió disparado del banquillo para protestarle. Foto: AS.com

Soy fan del Barcelona. No de ahora que es el mejor club del mundo, sino desde la época en que Frank Rijkaard era su técnico. Anteriormente “le iba” al Madrid. Seguía a un Madrid que de la mano del “bigotón” Vicente del Bosque jugaba sin complejos ante cualquier rival y con un inspirado Raúl González Blanco como su ángel, practicaba un juego bonito y al mismo tiempo efectivo.

Ayer, como gran parte de los cubanos, pude ver en vivo las incidencias de un emocionante juego, para mí, el mejor de los clásicos entre Madrid y Barcelona desde la época Guardiola. En este partido de vuelta, Mourinho salió con una alineación ganadora, ofensiva y sin descuidar para nada la defensa. Se pudo ver a un Cristiano Ronaldo que bajaba a defender y subía a la velocidad de un rayo, a un Kaká con la cabeza siempre levantada para dar el pase oportuno y un Özil que el Barça no supo como parar y que martirizó durante todo el partido a Abidal.

Gustó el Madrid, gustó su juego y los fanáticos del Barcelona más de una vez suspiramos, la primera de ellas  en el mismo inicio del partido cuando Higuaín tuvo la portería de Pinto en el colimador pero fue traicionado por sus nervios lo que influyó en el resto del partido. El Madrid perdió, pero merecía ganar.

Falló la suerte, pero fallaron a veces los nervios. El árbitro Fernando Teixeira Vitienes tuvo un partido para el olvido, nada digno de un clásico (que nunca más pite en un partido de esta importancia, por favor). El capitán merengue Iker Casillas le dijo incluso que se fuera de fiesta con los ganadores. No era para menos, pero el silvante se equivocó con gusto para ambas partes. No quiso ver los penaltis, hubo para todos y todos vieron menos el; los de Busquets, de Pepe, de Abidal… Diarrá se extralimitó y debió ver la roja por doble amarilla, pero el árbitro lo perdonó y tampoco sancionó otras acciones de ambos conjuntos.

Acabó la primera parte. Un Messi que en estos partidos de ida y vuelta casi no se encontraba en el campo hizo lo que en el anterior: Se sacó una genialidad y dio un pase para que un oportuno y recién ingresado Pedrito metiera un gran gol sin que el juego del Barcelona lo mereciera del todo.

Lass no fue expulsado, pero su falta sirvió para provocar una acción en la que Dani Alves se lució con un balón perdido y la mandó a dormir en donde tejen las arañas. Golazo.

Terminó la primera parte, pero el Madrid aunque perdía también había hecho de las suyas. A los once segundos, Higuaín aprovechó un error defensivo de Piqué y falló solo frente a Pinto. Cristiano puso a prueba al arquero culé con un disparo similar al que le sirvió para anotar el primer gol merengue en el partido de ida pero esta vez los reflejos del portero estuvieron bien. Özil mandó un zurdazo con todo para anotar un golazo, con todo menos suerte para entrar.

Se inició el segundo tiempo. El Madrid no estaba muerto a pesar de las apariencias. Durante la primera mitad había jugado mejor que el rival y lo sabía. Salieron con ambiciones y volvieron a plantar cara al rival. El Barcelona solo podía resistir, hasta que llegó un gol de muy bella factura de la mano de Cristiano tras enorme jugada de Özil. Casi podían tocar el milagro los jugadores blancos, anteriormente un gol de Sergio Ramos había sido anulado por falta contra Dani Alves.

Y apareció Benzemá. El “gato” francés le regaló un sombrerito a Puyol para firmar la igualada que ya no se movería. Se vió a un enorme Madrid que hizo temblar al Barcelona en su propio feudo. Pero el resultado final sonrió a los blaugrana y ya nada se puede hacer. Como dijo Iker Casillas en su cuenta de Facebook:

Caer está permitido. Levantarse es obligatorio. Y quiero decir con esto que: hay que olvidar la Copa del Rey. Ya no podemos pensar en lo que sucedió ayer. Hay que levantarse y pensar en el partido ante el Zaragoza.

Lo cierto es que este último encuentro del superclásico ha dejado un buen sabor en la boca de los madridistas y de todos aquellos que realmente aman al fútbol.

4 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • pignoise el 27 enero, 2012 a las 8:34
    • Responder

    Arian que vergüenza men tu palabras al principio “Soy fan del FARSA. No de ahora que es el mejor club del mundo, sino desde la época en que Frank Rijkaard era su técnico. Anteriormente “le iba” al Madrid” Entonces no le de a tu perdedora provincia en la pelota dale a INDUSTRIALES…. que clase de seguidor de fútbol eres jajajajaja

    1. Yunesky, no me avergüenzo de nada, mucho menos de dejar de ser fan de un equipo a miles de kilómetros de mi, en un estadio al que jamás he ido y lo más probable es que nunca vaya y que dejó de jugar como me gustaba (jugar, no ganar) y tomó decisiones que no entendía. No obstante, fan del club que sea, siempre he apostado por el debate y el entendimiento, no como ciertos madridistas que conozco que son, llamados en buen cubano, “cerrados” y que no oyen razones.

      De pelota mejor no hablemos, que aún queda mucha serie y Victor es casi un Harry Potter, pero quien sabe. Dale gracias a uno de otro club que se unió a matanzas, o mejor, admira tu también a Industriales que tiene un manager azul.

      P.D No se que tipo de seguidor de fútbol seas tú, pero quien dice que el Barcelona no es el mejor club del mundo en la actualidad y para colmo critica al mejor futbolista de la actualidad….

  1. Tampoco entiendo que seas fan del Barcelona y antes le ibas al Madrid, jajajaja, pero bueno, quiere decir que en realidad ahora te deslumbra el Barcelona y es comprensible para algunos que se inclinan ante lo novedoso de un equipo y son fans del mejor del mundo en el fútbol, yo, siempre he admirado al equipo merengue desde los tiempos de Raúl , Figo, Zidane, Roberto Carlos, Beckham…y sigo fiel al Madrid… pase lo que pase y ganen lo que ganen…

  2. Bueno cada quien puede tener su opinión. Yo por mi parte 100% Madrid, desde siempre al igual que seguidor de la Roja (muchos dirán que entonces debería ser fan del Barcelona) creo realmente que el Barcelona es el mejor club del mundo en estos momentos (al menos por ahora) y eso lo demuestran con su juego y resultados. Es cierto que Messi es el mejor jugardor del momento y tampoco creo que tenga discusión en lo que si no estoy muy de acuerdo es en que muchos lo consideran el mejor de todos los tiempos. Creo que a la pulga aun le falta para ser considerado superior a muchos otros, entre ellos al Diego. El autor del comentarios afirma que “le iba” al Madrid pero ahora es fan del barcelona, creo que con el respeto que se merece eso es ser un cambia casaca pero igual uno puede cambiar sus preferencias que como las nalgas cada cual tiene las suyas.

    en cuanto al comentario sobre el trabajo del arbitro eso me recuerda a los narradores deportivos cubanos cuando se trata de béisbol y comentan una decisión arbitral que favorece a Industriales por sobre otro conjunto. Por favor que el arbitro se equivoco para ambas partes es cierto pero siempre el más perjudicado fue el Madrid, cuando hasta Reinier y Ortega lo reconocieron al finalizar la trasmisión en vivo. Otro ejemplo de ello es que el colegiado de marras fue sancionado a no poder arbitrar ningún otro derbi o partido donde participe el Madrid. Por otra parte la copa ha continuado ya no se puede llorar por la leche derramada (en este caso el merengue), ya vimos el primer partido de ida el el bacelona solo pudo lograr un empate, esto unido al desempeño en la liga puede representar un debilitamiento en el club cule, puede que si puede que no, creo que es aun pronto para afirmarlo.

    Por lo pronto y aunque siga sin ganar al barcelona ARRIBA MADRID!!!!!!!

Responder a Mia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.