Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

El bebé no balbucea, no sabe como se llama, no dice nada, aunque no es sordo ni mudo. Apenas mira a su madre que con el corazón roto intenta que sonría, pero el pequeño sigue perdido en su mundo personal: Es autista. Hace algún tiempo, solo uno de cada 1 000 niños en el mundo nacían siendo autistas. En la actualidad, uno de cada 500 tiene su “planeta” personal, e incluso en países como España uno de cada 300 niños sufre autismo.

La palabra autismo, proviene del griego auto-, de autós, ‘propio, uno mismo’ y fue utilizada por primera vez por el psiquiatra suizo Eugene Bleuler en un tomo del American Journal of Insanity, en 1912. No es hasta 1943 que la enfermedad es descrita por el doctor austriaco Leo Kanner quien hizo la caracterización autismo infantil temprano. Todos los 2 de abril, por acuerdo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Este año, el Secretario General, Ban Ki-moon hizo público un mensaje en el que decía:

El autismo no está restringido a una sola región ni a un solo país; es un reto de alcance mundial que requiere medidas a nivel mundial.

Cada día se dan nuevos pasos en el largo camino de entender mejor el universo íntimo de estas personas. Una nueva manera de ayudarlos a lograr una vida independiente se abre paso en el mundo de los videojuegos.

Los videojuegos tienen disimiles usos en el mundo, aunque el más conocido y empleado es solo divertirse. Mucho se critica el uso y abuso de los videojuegos y sus contenidos, pero ahora aparece Pictogram Room (“La Habitación de los Pictogramas”), un videojuego gratuito desarrollado por la Universitat de València (UV), a través del Grupo de Autismo del Instituto de Robótica, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Irtic), y la Fundación Orange.

El Pictogram Room está pensado para facilitar a las personas con autismo a comprensión de aspectos básicos relacionados tales como el reconocimiento de uno mismo, atención conjunta, etc, apoyándose en distintas actividades educativas. Actualmente se ofrecen dos conjuntos de videojuegos (40 actividades en total) destinados a trabajar dos aspectos del desarrollo de la persona: El Cuerpo y Las Posturas. Todos los videojuegos son personalizables para adaptarlos a las preferencias del usuario en términos de capacidades, ritmo de aprendizaje, colores y canciones preferidas.

Todas las actividades van acompañadas de un indicador de progreso colocado en la zona superior de la pantalla. Cada vez que se complete un ejercicio se rellenará una bolita del marcador, indicando así el progreso y la cantidad de interaciones restantes de cada actividad. El programa es compatible con el sistema operativo Windows 7 y requiere del uso del sensor Kinect para Xbox de Microsoft. La aplicación es una de las primeras incursiones en el uso de tecnologías de realidad aumentada para la intervención educativa en autismo, y es, asimismo, el primer videojuego para niños con autismo desarrollado utilizando la tecnología del sensor Kinect .

Recuerda:

El autismo te habla, sigue las señales

2 comentarios

  1. Buenas tardes, es un artículo muy bueno. Pero creo que es un tema que debería por su importancia y prevalencia en nuestro país, ser abordado con mucho tacto y seguimiento. La mayoría de las personas aún desconocen el autismo y sigo teniendo las mismas dudas que ya he planteado en otros comentarios o foros en los que he participado (en el periódico Juventud Rebelde por ejemplo el día 13 de abril y sin una respuesta por parte de alguien, dígase la periodista Ana María, que muy bellamente redactó un trabajo sobre el autismo en Cuba). Siempre que se habla o escribe sobre este tema en nuestro país, se trata como si fuera una patología de la niñez. Cuando en realidad es algo que no tiene cura, por lo que esos niños, crecen, se hacen jovenes y después adultos. Bien, mi preocupación es clara: qué es de la vida de esos autistas después de pasar la edad de 18 años como estipula la Escuela especial Dora Alonso en Ciudad Libertad.
    Voy a citar textualmente lo que escribí ese día en el foro y aún espero y necesito una respuesta:

    Hola, magnífico el artículo de la periodista Ana María. Pero ya en otras ocasiones he comentado sobre el tema y jamás he tenido respuesta alguna. Creo fue también en este periódico de Juventud Rebelde. No todos los autistas son niños, por favor, esos niños llegan a ser jovenes y después adultos. El caso cercano a mí, es el de un sobrino que hoy tiene 19 años y está desde hace dos cursos desvinculado a enseñanza alguna. Tal vez la madre en su momento no asumió la responsabilidad requerida, no supo aceptar o no pudo lidiar con una situación semejante. Bien, pero qué será de ese joven que no logró insertarse a actividad alguna después de concluido su tiempo en la escuela especial Dora Alonso? Qué será de él mañana…El tiempo pasa, la abuela es una anciana y la madre pasa de 50 años. Será que no hay una oportunidad para un caso así?. Por favor, todos los autistas dejan de ser niños también. A la periodista le pido un análisis y una conclusión en este tema. Cualquier duda, me puede contactar a mi correo. Gracias.

    1. Hola, ante todo quiero hacerte una aclaración. Este blog no es un medio de prensa oficial, y quienes aquí escribimos no somos periodistas. Es interesante la pregunta que haces, pero no es mi campo de acción, no obstante, intentaré conseguir respuestas y si mis gestiones son positivas, las dejaré aquí plasmadas.

Responder a Arián Jesús Pérez Pérez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.